Las colillas en las playas. ¿Qué puedes hacer para ayudar?

Las colillas en las playas. ¿Qué puedes hacer para ayudar?

El verano es tiempo de sol, piscina, playa y disfrute. A todos nos gusta estar tranquilos en la playa ya sea solos o acompañados, y siempre con la precaución de dejar la playa tan limpia como la dejamos. Sin embargo, esto último parece seguir siendo una asignatura pendiente.

Las playas son uno de los espacios más afectados por los residuos generados a base de colillas de cigarrillos, ya que muchos fumadores consideran más sencillo enterrarlas bajo la arena que tirarlas a la papelera.

 

¿Qué efecto tienen las colillas para las playas?

Las colillas de cigarrillos se han convertido en el principal componente de basura en las playas. Pero no queda aquí. De la playa va a al mar por las lluvias, el viento o por las alcantarillas. Así es como las colillas de cigarrillos son la forma más común de basura que se encuentra en el medio marino.

En torno a 5 billones de colillas son arrojadas al medio ambiente en todo el mundo cada año. ¿Y en su conjunto? Para que veáis lo que esto supone: de los 6 billones de cigarrillos que se fuman al año en todo el mundo, 4,5 billones acaban tirados en espacios públicos.

Al tratarse de un objeto tan ligero, las colillas son capaces de recorrer miles de kilómetros. Lo que supone la contaminación de diferentes y variados ecosistemas. Además de que la durabilidad de sus efectos contaminantes está entre los 7 y los 12 años, y puede llegar a extenderse hasta los 25.

 

Y tú, ¿sabes qué puedes hacer por solucionar el problema de las colillas?

Lo mejor para todos, tanto para el mundo, como para la salud de consumidores y expuestos, sería la erradicación completa del tabaco. Pero somos conscientes de que esto es una utopía, por lo que el primer paso sería la restricción del consumo.

Prohibir el consumo de tabaco en las playas facilitaría la reducción sustancial de este tipo de residuos.

Y como somos conscientes de la complejidad del sistema, también se hacen extensibles unas opciones menos drásticas que servirían como tirita al problema. Sería el hecho de sustituir el componente básico de los filtros de los cigarrillos, acetato de celulosa, por otro biodegradable y mucho menos dañino.

Soluciones hay, otra cosa es aplicarlas. Pero, ahora te preguntarás ¿esto realmente depende de mí? Por eso en Ibiza Sostenible te traemos las pautas que sí que están en tu mano.

 

3 claves que están en tu mano para solucionar el problema de las colillas

Hay pequeños gestos que depende de ti. Seas o no fumador y sea o no el residuo generado tuyo. Se trata de una circunstancia donde se agradece el sistema colaborativo, especialmente, para promover un buen sistema de conciencia ciudadana.

  • La principal solución está en no ser sucios. Tenemos que intentar dejar los sitios al menos igual de limpios que cómo nos los encontramos. Muchas veces la solución no está en limpiar más, sino en ensuciar menos. Al final el mejor residuo es el que no se genera.
  • Recoger aquellas que estén al alcance. Si vemos algunos residuos, aunque no sean nuestro el hecho de recogerlos facilita a la limpieza y a la conservación.
  • Si eres fumador y quieres dejar los restos en algún sitio haz uso de los ceniceros. No hace falta que te lleves uno de cristal o de barro. Vale con algunos ceniceros especiales para la playa que te permiten clavarlo en la arena. Eso sí, no te olvides de llevártelo a casa de vuelta.