En las proximidades del Parque Natural de ses Salines existe algún tendido eléctrico que hace que las aves se terminen electrocutando en ellos. Digamos que, en los últimos años no se ha hecho nada para evitarlo. Sin embargo, parece que por fin empieza la lucha contra la electrocución de aves en Ibiza.

En Ibiza se lucha contra la electrocución de aves

Desde el año 2006, han muerto o se han herido numerosas aves, tanto en Ibiza como en Formentera. Sin embargo, parece que por fin se empezarán a tomar cartas en el asunto, dado que Carlota Viada, técnica de SEO Birdlife, ha afirmado que ya se está trabajando en promover las inspecciones de las redes eléctricas y conseguir su corrección.

Hasta el momento, no se hacía nada en Ibiza debido a que se carecía de especies amenazadas. Sin embargo, desde el año 2014, la águila pescadora empezó a anidar; provocando que se pusiera foco en las Pitiusas. Y es que, esta águila es propensa a morir electrocutada, porque le gusta ir a lo alto de las torres eléctricas. Lo que supone un riesgo muy alto de que se termine electrocutando.

Debido a esto, se han empezado a tomar cartas en el asunto. En el 2006 algunos tendidos se corrigieron. Pero poco se ha hecho hasta ahora, momento en el que tenemos incluso una app para el móvil llamada Cartodroid que permite inspeccionar los tendidos eléctricos para ver si son peligrosos e informar de los que sí resulten serlo, para así reducir las electrocuciones de las aves.

¿Cómo se lleva a cabo? En el momento en el que se identifica un tendido que resulta peligroso, Endesa lo corrige. Digamos que, aísla dichas zonas con un plástico, para que los pájaros no se cuelguen.

No obstante, puede ocurrir que aún con el apoyo corregido el ave se haga daño igualmente porque se ha movido o por cualquier otro motivo. Por eso es importante revisar los postes de manera periódica.

Así que, para empezar, antes de nada se corregirán los puntos donde se han detectado las mujeres de las aves protegidas. Un dato clave, sobre todo teniendo en cuenta que “el 20% de los postes eléctricos son los causantes del 80% de las muertes de aves”.

De presupuesto hay unos 100.000 euros anuales para intervenir los postes de la red que resulten afectados, y que forman parte del programa Avilínea. Por lo que son buenas noticias para terminar con esta desgracia.

¿Qué te parece la noticia? Recuerda que tú también puedes bajarte la app e informar de cualquier tendido eléctrico que creas que puede ser peligroso.

Entradas recientes

No comment yet, add your voice below!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *