Mar Mediterráneo

El calentamiento del Mediterráneo es una realidad. La región mediterránea se está calentando un 20% más rápidamente respecto a la media en todo el mundo.

¿Qué quiere decir esto? Que si no se toman medidas ya, para el año 2040 la temperatura aumentará 2,2 grados y para el año 2011 subirá el nivel del mar un metro; lo que afectará a ⅓ de la población.

El calentamiento del Mediterráneo se produce un 20% más rápido

El Primer Informe de Evaluación Científica Sobre el Cambio Climático y Medioambiental en el Mediterráneo presentado en el 4º Foro Regional de la Unión por el Mediterráneo ha relatado las calamidades que puede provocar el cambio climático, dado que afectarían muy negativamente a la estabilidad y prosperidad.

En el informe se pueden leer problemáticas como el aumento de las temperaturas, la subida del nivel del mar, las muertes de las especies marinas, la disminución del rendimiento en actividades como la pesca o el ganado, la escasez de recursos, de agua, etc.

Para hacer frente a todos estos problemas, desde la Comisión Europea han dejado claro que la lucha contra el cambio climático es una prioridad y que debemos tomar acciones cuanto antes.

Las estimaciones señalan que los efectos del cambio climático serán notables en el agua y en la comida en los próximos años. Y la alta concentración de gases de efecto invernadero podría incrementar la temperatura en 5 grados para 2100.

Aunque 3 o 5 grados de media puedan parecer poco importantes de aquí a 80 años, lo cierto es que cada grado importa y se nota. Porque no afecta solo a los humanos, sino también a los cultivos y a la escasez de recursos.

La vida marina se vería muy afectada

Además, por cada grado que aumenta la temperatura en el mar, los peces tienen un tamaño más pequeño, dado que se reducen entre un 20 y un 30%. Si esto sigue así, para el año 2050 se reduciría su peso de media en un 49%.

En el caso de Ibiza, afectaría especialmente a la vida marina como a la “selva”, que supone la posidonia a su alrededor.

En lo que respecta a los cultivos, cada grado reduce en un 7,5% la producción de los cultivos de trigo. Para 2090 se habrá reducido un 37,50 %.

Algo parecido ocurriría con el riesgo de contaminar el agua potable, porque en solo 20 años unas 250 millones de personas podrían sufrir escasez de agua y tendríamos un 15% menos de disponibilidad de agua dulce.

Estos cambios derivados del calentamiento del mediterráneo también podrían provocar daños en la salud de las personas. Por lo que, cuanto antes tomemos conciencia y actuemos, mejor.

Entradas recientes

No comment yet, add your voice below!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *